Artículos Sobre Filosofía de lo Implícito, Psicoterapia Experiencial, Focusing, Pre-Terapia, y Bio-Espiritualidad. - - - (Si quieres obtener los textos del blog en formato Word o PDF, dirígete al sitio wwws.scribd.com y buscalos por nombre de autor, título o con mi nick luisrobles1977 )

martes, 20 de enero de 2009

Propuestas Para Una Ciencia En Primera Persona.



PROPUESTA PARA UN GRUPO INTERNACIONAL POR UNA CIENCIA EN PRIMERA PERSONA

Eugene Gendlin & Don Hanlon Johnson




“Proposal for an international group for a first person science” [Internet page]. New York: The Focusing Institute, (2004).

http://www.focusing.org/gendlin/docs/gol_2184.html

Traducción: Luis Robles Campos (*)


Necesitamos desarrollar una ciencia públicamente reconocida en la cual lo experienciado por las personas (usted y yo) no sea omitido sistemáticamente. Necesitamos agregar una tercera ciencia a las dos que ahora tenemos. La que usualmente es llamada "ciencia" emplea el modelo atomístico de unidades, pero ahora también está la "ecología" que emplea un modelo holístico. La existencia de dos modelos nos protege de algunos de los puntos ciegos de ambas. El segundo modelo propone cuestionamientos y define variables que no podrían concebirse dentro de la ciencia atomisista.

Los modelos difieren en métodos, asunciones, y las maneras para abordar el estudio de algo. Cualquier cosa que pueda ser estudiada a lo largo de los lineamientos de un cierto modelo, parecerá tener ciertas características, ya que lo que puede ser definido y encontrado tiene que ser concebible en términos del modelo.

El modelo de unidades que gobierna la mayoría de nuestras ciencias naturales puede entenderse más fácilmente como el modelo matemático. También es el modelo de la máquina. Una máquina se construye de partes. Las partes existen separadamente. Cada una es una unidad entendible. Cuando sumamos números, por ejemplo, 3+4, mantenemos las unidades bien definidas, para conseguir el siete. El número 71 es diez veces esto, agregándole una unidad más. Cada unidad puede permanecer sola, y unirse con otras, sólo si nosotros lo hacemos. Con el modelo de unidades, cualquier cosa que estudiamos es primero dividida en unidades estables, partes, átomos, partículas, que son entendidas separadamente. Luego usamos las unidades separadas para reconstruir lo que estamos estudiando. Cuando podemos hacerlo nosotros mismos, entonces decimos que lo "entendemos". Así que, por supuesto, cualquier cosa estudiada con este modelo parece ser algo construido, hecho con partes separables. Este modelo nos ha dado más progreso y beneficios que cualquier otro. Pero como cualquier modelo, tiene sus limitaciones.

En el modelo de unidades no hay ninguna diferencia básica entre las cosas vivientes y las inanimadas porque se asume que todo está hecho de las mismas partes inanimadas. Las partes se entienden separadamente, como si ellas pudieran existir por sí solas. La recombinación es una construcción. Toda cosa compleja es representada como un tipo de máquina hecha de partes separables. Los animales y las personas son sólo máquinas en la medida en que este tipo de ciencia puede estudiarlos. Cómo usted y yo nos experienciamos a nosotros mismos y recíprocamente desaparece en la realidad presentada por esta ciencia.

En casa el científico del modelo de unidades mira dentro los ojos del niño, y éste lo mira de vuelta. Pero el científico piensa: “¡No es triste que sólo seas una maquina!” Esta creencia no sería posible si fuera reconocido que cada ciencia utiliza un determinado acercamiento, y que el modelo de las ciencias naturales describe cada cosa que estudiamos como si la hubiéramos hecho de unidades que existen separadamente, de la manera en que hacemos una máquina. Las ciencias naturales realmente no pueden construir cosas vivientes, pero el modelo de unidades lo lleva a uno a asumir que algún día lo haremos. Mientras tanto, un gran número de cambios y diseños artificiales pueden ser introducidos en las cosas vivientes.

En la ecología, por otro lado, todo se piensa dentro de un todo-viviente. El modelo holístico es el contrario al modelo unidades. Ninguna parte separada puede entenderse por sí sola. Para entenderla se debe ver su rol dentro del todo. En las recientes décadas mucho ha sido observado por la ecología, lo cual no podría aparecer en el modelo de unidades. Las nuevas variables entonces también están dando definiciones operacionales para la investigación operacional regular.

La ecología usa el modelo opuesto: Cualquier cosa es parte del todo. Por consiguiente: “No le haga nada a la alga. Podría afectar todo lo demás. Un cambio puede cambiar el sistema completo”. Aunque el modelo holístico es ciertamente valioso, tiene sus propias limitaciones. Somos parte del gran sistema cósmico, y es fructífero estudiarnos dentro de este todo más grande. Pero en este modelo somos absorbidos en un sistema más amplio. Y de nuevo, no aparecemos.

El hecho de que ambas ciencias sean exitosas y de que sus contribuciones difieran, muestra que el uso de modelos diferentes es fructífero. Muchas predicciones que sólo podrían venir desde la ecología se han verificado actualmente. La indispensabilidad de la ecología es generalmente aceptada. Hay muchas razones para pensar que un modelo científico más apropiado para los procesos reflexivos de los seres humanos llevaría a variables y resultados que podrían ser tan importantes para nosotros como los resultados de la ecología lo han sido para la preservación de los peces y otras especies.

Los procesos humanos y los animales superiores involucran una dimensión auto-reflexiva. La reflexividad no es una mera "conciencia" agregada a procesos que pueden entenderse sin ella. No es sólo una conciencia observante que se cierne sobre un cuerpo meramente físico. Es más bien una dimensión inherente que da a los procesos orgánicos muchas características que no pueden aparecer en las dos ciencias existentes con conceptos de tercera persona acerca de lo que ocurre con ellos. Ambas ciencias pierden a la primera persona, pero estamos aquí, después de todo.

Existe un tercer modelo. Es un modelo de procesos. Involucra un cambio filosófico desde el contenido al proceso. En lugar de analizar objetos separados, se define diferentes tipos de procesos experienciales. Este acercamiento ya ha llevado a muchas nuevas variables humanamente significativas que nunca aparecerían en los otros modelos. Ya hay mucho conocimiento verificable, pero aún no ha sido integrado y sistematizado como una ciencia pública. La formación de una genuina ciencia en primera persona con su propio modelo parece bastante factible.

El estudio de procesos no depende de unidades estables, tampoco de un todo singular. El proceso orgánico consiste en una serie de nuevos-todos siempre frescamente creados. Pone al modelo holístico en ruedas, por así decirlo. Un proceso reflexivo se hace a sí mismo como un entramado de todos que no pueden ser predecidos, deducidos, o construidos desde todos previos. El proceso hace sus propios próximos pasos.

Con un modelo procesal no hay precisión en términos de unidades, tampoco en términos del todo. El modelo es preciso de otra manera: Hay distinciones precisas entre los diferentes tipos de procesos, maneras precisas de identificar si un tipo dado de proceso está ocurriendo o no, las condiciones precisas bajo las cuales puede provocarse, y sus resultados precisos.


¿QUÉ CUENTA COMO "CIENCIA”?

Si un conjunto de afirmaciones es ciencia o no, no depende del modelo básico. Es ciencia cuando no se necesita confiar en individuos carismáticos o en reportes no comprobables. Es ciencia cuando los hallazgos de un grupo de investigación dado también pueden ser encontrados por otros grupos en cualquier otra parte.

Aunque la ciencia del modelo de unidades y la ecología difieren, ambas llevan al mismo tipo de investigación operacional con variables objetivamente definidas. Los últimos estudios de investigación operacional son los mismos en ambas, pero la ecología llega a hipótesis y variables que no podrían obtenerse dentro del modelo del atomístico.

La ciencia en primera persona, de manera similar, puede llegar a variables e hipótesis que no podrían concebirse o descubrirse dentro de las dos ciencias existentes. Una vez reconociblemente definida, una variable de primera persona puede dar lugar a una versión operacional (de tercera persona). Pero estas variables objetivas sólo pueden obtenerse sólo si primero se estudia el experienciar. Entonces pueden idearse versiones de tercera persona de estas variables y predecirse otras medidas objetivas.

Ya tenemos esa clase de estudios en varias especialidades. También tenemos muchas islas dispersas del tipo conocimiento que puede llevar a variables definidas.

Los procedimientos y los resultados tienen una verdad aparte de las teorías. Alguien puede objetar las variables aparentemente "subjetivas", pero si ellas pueden medirse con confiabilidad de comprobación, los antiguos objetores se interesan en las mediciones.

Existe una metodología correlacional excelente desde hace mucho tiempo. Lo que a menudo ha estado faltando son definiciones reconocibles precisas de variables humanamente significantes. Una vez que son fiablemente observables, éstas pueden ponerse en correlación con cualquier otra medida.

Esto no quiere decir que las variables de tercera persona sean superiores en sí mismas. La validación de las medidas de tercera y primera persona es necesaria igualmente en ambas direcciones. En las ciencias humanas los investigadores necesitan administrar sus pruebas "objetivas" a si mismos, ya que esta es la única forma en que ellos pueden encontrar lo que la medida realmente mide. Sólo sobre la base de su propia experiencia en primera persona acerca de lo que una medida señala en ellos pueden determinan si sus predicciones teóricas tienen alguna posibilidad de ser verificadas.

El propósito de una ciencia en primera persona desarrollada no es generar correlaciones con la ciencia del modelo de unidades. Tales correlaciones podrían ocurrir, pero muy raramente. Actualmente muchos científicos asumen que todo lo experienciado puede ser “reducido” u homologado a algo definido dentro del modelo de unidades. Aquí asumimos que eso resultará ser bastante falso. Las correlaciones entre los diferentes modelos son unas cuantas y ellas nunca indican una ecuación. Más bien, para una variable en un modelo, la variable correlacionada en el otro sólo puede constituir un índice, no algo paralelo o igual. Por ejemplo, si un cierto tipo de ansiedad correlaciona con el sudor, esto no significará que esa ansiedad “sea realmente" sudor, tampoco es correcto asumir que la ansiedad "es" la colección de todos los índices en otros niveles, como por ejemplo, los patrones químicos o neurológicos asociados.

Incluso dentro del modelo de unidades no hay ninguna razón para asumir el reduccionismo de los humanos sólo a variables de bajo nivel. La química orgánica no se reduce, de hecho, a variables inorgánicas. Fodor señala que la ciencia desarrolla progresivamente nuevas especialidades con nuevas variables, sin que nadie intente alguna reducción en la práctica. La neurología ha superado a la química orgánica como la ciencia con la cual ahora se reduce a los seres humanos. No hay ninguna razón por la que las ciencias de alto nivel no se puedan desarrollar pronto también.

Los procesos humanos no son entendibles exclusivamente en términos de niveles de explicación físicos, mecánicos o neurológicos. El proceso viviente personal del individuo incluye cada órgano.


ENCONTRAR QUE "NO HAY DIFERENCIAS".

En la actualidad, una nueva tecnología o una nueva droga se prueban para identificar sus efectos imprevistos. Si no se encuentra ninguno, entonces se anuncia que no hay ninguna diferencia. Pero, por supuesto, se puede comprobar sólo las diferencias que uno puede pensar. No encontrar nada no permite concluir que no hay "ninguna diferencia". Querer "demostrar que no hay ninguna diferencia" viola el principio universalmente aceptado de investigación de que "no se puede demostrar la hipótesis nula". Esto es imposible porque es fácil no encontrar ninguna diferencia incluso donde hay diferencias bien conocidas, si se usa instrumentos inapropiados. Con un termómetro se podría mostrar que no hay ninguna diferencia entre un clima lluvioso y uno seco.

La ciencia en primera persona proporcionaría un gran campo de variables precisas con las cuales se podría descubrir y evaluar los efectos de la manipulación tecnológica. Del gran número de variables que ahora existen informalmente y que están dispersas en muchos lugares, la nueva ciencia desarrollaría pronto un campo entero de variables precisamente definidas, y descubriría las relaciones entre ellas.

En adición a sus propios resultados, la nueva ciencia podría ayudar también a evaluar una nueva tecnología. Sus variables nos permitirían reconocer diferencias que no pueden preguntarse en la actualidad. Cuando muchas variables experienciales hayan sido reunidas y algunas se hayan especificado operacionalmente, podrían reconocerse muchas diferencias.

La comprobación actual de las nuevas aplicaciones tecnológicas desgraciadamente no es aún una ciencia seria, incluso dentro del modelo de unidades. No hay ninguna matriz sistemática de variables y hallazgos. Casi se podría decir que no hay ninguna ciencia real preocupada de los efectos de las innovaciones tecnológicas en los humanos. Una ciencia genuina construye cada nuevo estudio en estudios anteriores, desarrolla variables que son las mismas en muchos estudios, involucra a una comunidad que presta atención a cualquier excepción y modifica la teoría elaborada cuando los resultados van contra ella. En comparación, tenemos un solo estudio acerca de los hornos microonda, dos estudios sobre las líneas de alto voltage, quizás uno comparando las semillas de soyas naturales y las bio-diseñadas. Donde hay más de un estudio, las variables son diferentes y no validadas contra otras medidas. Los estudios nunca se replican. Este campo es absolutamente diferente a la serie sistemática de estudios que caracterizan una rama seria de la ciencia. Una ciencia en primera persona remediaría esta falta.

Una ciencia de primera persona con un gran número de variables experienciales humanas podría encontrar diferencias que ahora no son definibles. Considere los siguientes ejemplos:


EJEMPLOS DE DIFERENCIAS:

A los recién nacidos se les da, de manera rutinaria, muchas inyecciones de drogas para diversos propósitos. Hasta ahora, mientras pueden determinarse, éstas logran su objetivo sin otras consecuencias. En una investigación reciente con infantes, Boukydis encontró que ciertas enfermeras y padres talentosos son mucho más hábiles en contener y mimar un recién nacido, de tal modo que reconocen cualquier sutil dificultad en ellos, devolviendo equilibrio físico y bienestar al infante. Él ha definido un conjunto de variables específicas que las enfermeras y los padres pueden aprender a reconocer, provistas para que ellos aprendan un cierto modo de atención interior en sus propios cuerpos. Ahora, este proceso se enseñar y puede reconocerse fiablemente. Este entrenamiento es un bueno ejemplo de un proceso en primera persona. Involucra la experiencia del individuo, y el resultado que produce puede medirse. Si el entrenamiento se hace estable, probablemente mejorará nuestro tratamiento de los recién nacidos. También nos permitirá que midamos si un tratamiento durante el embarazo o en el nacimiento produce una diferencia en estas variables.

Las diferencias en los infantes necesitan medirse no sólo justo después del nacimiento, sino que también algunos años después. Cuando se desarrolle una ciencia en primera persona, podremos estudiar diferencias en las fases más tardías de la vida y en muchos tipos de variables, por ejemplo, en diferentes tipos de sueños, en tipos diferentes de bloqueos emocionales, en diferentes tipos de patrones de movimiento corporal, en diferentes capacidades de concentración, y así sucesivamente.

Las compañías de drogas y los inversionistas podrían querer conocer por anticipado los efectos indeseables de un tratamiento. A menudo sería más barato tenerlos en cuenta rediseñando el producto. En realidad, ya tenemos este tipo de conocimiento, pero está disperso, no está organizado y disponible.

Tome, por ejemplo, la actual controversia sobre la droga Ritalin que se da a los niños pequeños. Reduce la conducta de déficit atencional; por otra parte, se ha dicho que no existen diferencias. Pero se ha recogido observaciones de primera persona de observadores humanos testigos de esto: Uno de ellos casi lloró describiendo su alivio durante las vacaciones, cuando los niños están sin Ritalin. ¿Pero cuáles son las diferencias que ellos notan? ¿Acaso no las especificaremos y estudiaremos?

Don Hanlon Johnson, un experto en trabajo corporal ha generado un proyecto para definir las condiciones usadas en el entrenamiento de varios métodos muy conocidos, incluidos la Técnica Alexander y el método Effort-Shape (Esfuerzo-Forma). Cuando éstas y otras variables corporales hayan sido especificadas, también pueden usarse para comprobar las diferencias resultantes de las intervenciones y tratamientos tecnológicas.


EL PAPEL DE LA CIENCIA PROPUESTA EN LA PÓLIZA SOCIAL.

A menudo se dice que las decisiones de la póliza social son influenciadas por los billones invertidos en aplicaciones científicas. La ciencia y las finanzas constituyen un solo sistema. Las decisiones objetivas parecen imposibles. No obstante, nuestras pólizas sociales están basadas y ampliamente decididas sobre la base de la ciencia.

Los políticos no se involucran para decidir asuntos científicos o profesionales. Ellos se fijan en las asociaciones de expertos oficialmente reconocidas en cada campo. En este sentido, la existencia de la ecología hoy en día significa que los científicos del modelo de unidades ya no gobiernan solos. Los comités gubernamentales que hacen la póliza tienen que tener en cuenta la ecología. Queremos agregar una ciencia organizada acerca de los seres humanos que también pueda consultarse en decisiones que afectan a los seres humanos.

Imagínese a usted mismo en un comité profesional de pólizas, por ejemplo, decidiendo si el remover ciertos genes debería declararse "seguro". Ciertamente, la compañía que posee la patente tiene una gran inversión, y está presionando a la agencia con la cual su comité se reúne. Indudablemente, su jefe ha indicado qué decisión le haría feliz. Por cierto, su propia educación y cultura puede hacerle sentir incómodo sobre la idea. Todas estas cosas pesan sobre usted, pero la cuestión crucial permanece: Usted debe regirse por la mejor información disponible. Y la mejor información disponible mejor es: la ciencia. Suponga que la ciencia encontró otro resultado en lugar del efecto esperado, entonces ¿no hay "ninguna diferencia?" Como personas responsables, ¿qué más pueden hacer usted y su comité?

¿Cómo pueden decidirse las pólizas sociales, si no es sobre la mejor evidencia disponible? Además, donde sea que la ecología no sea relevante, la mejor evidencia hoy en día involucra la asunción de que los seres humanos son máquinas. Usted puede rechazar la asunción desde su propio punto de vista "cultural", pero esto no lo acredita a rechazar la “mejor evidencia". Por consiguiente, bajo las condiciones actuales, las decisiones de la póliza social se basarán en la asunción de que somos máquinas.

El hecho obvio de que somos procesos humanos reflexivos y no máquinas se grafica por la siguiente historia de ciencia ficción. Un robot computarizado se da cuenta de su condición y de lo que se planea para él. (Cuando se da cuenta de “.....” - lo que sea que involucre “darse cuenta” - el hombre-robot se vuelve un "él"). La historia cuenta cómo fue hecho y que él es una máquina. Pero, lo que la historia muestra es que si una máquina pudiera hacer esto “.....”, (lo que sea eso que el hombre hace), entonces es humano. Este “....." incluye los procesos auto-reflexivos de anhelar, sentir, y actuar con una apreciación de su situación. Resulta que apenas le importa si él es de origen humano o no; si él puede apreciar su situación al ser tratado como una máquina, y si él puede anhelar algo más y actuar sobre eso, entonces él no es una máquina.

De hecho, estamos igualmente situados en la posición del hombre-robot, con la diferencia de que la mayoría de nosotros todavía no sabe que en la gestión de la póliza social se asume que somos máquinas. Pero este no es un hallazgo científico o un juicio bien considerado.

Es importante dejar que las personas sepan que las actuales pólizas de su sociedad asumen que ellas son máquinas. Al menos se tornaría posible apaciguar las tendencias actuales, si esta asunción fuera públicamente conocida y reconocida no debido a los resultados, sino que debido al modelo inmensamente fructífero pero limitado de las ciencias naturales.


LA CIENCIA ES UNA INSTITUCIÓN SOCIAL.

Francis Bacon creó la ciencia moderna. Él reconoció que no se estaba produciendo ningún beneficio social con los experimentos científicos en que muchos señores se comprometían como una afición fascinante. Bacon entendió que si sus hallazgos pudieran reunirse, compararse y coleccionarse en una base social amplia, entonces una ciencia real emergería. Y lo hizo.

En una ciencia pública se tiene noticias pronto acerca de cualquier nuevo descubrimiento. Se sabe dónde anunciarlo para todos aquellos a quienes podría interesar. Y, lo que es más, aquellos interesados responderán. El descubrimiento será bienvenido o discutido, ampliamente probado, y luego aceptado o rechazado.

En nuestro propio caso, actualmente, hay una gran discusión acerca del conocimiento de primera persona, pero no hay ninguna colección, ninguna ciencia pública organizada, ningún lugar apropiado para anunciarlo. Hay una pequeña reacción a un hallazgo. Aquéllos a quienes no les agrada no sienten la necesidad de volver a estudiarlo, para encontrar lo que está errado en él, o para aceptarlo si ellos no pueden encontrar nada malo.

En las ciencias humanas casi nunca hay un estudio que apunte sólo a replicar un estudio previo, o para determinar lo que estuvo mal en uno anterior.

Actualmente, hay centenares de procedimientos prácticos, muchos de ellos bastante valiosos para muchas personas. Las variables cruciales surgen de la intuición de los practicantes. Ellos son capaces de ser bastante específicos, pero no hay ninguna motivación pública o requerimiento para tal especificidad. Desde un punto de vista científico querríamos desarrollar indicadores fiablemente reconocibles para determinar exactamente qué procedimiento está implementándose, y cuando. Pero actualmente esto no reembolsaría el esfuerzo porque no hay ninguna ciencia pública que llevaría a interrelaciones con otro trabajo, o a nuevos descubrimientos.

Evidentemente, la posibilidad de una ciencia en primera persona existe. Este tipo de ciencia se está desarrollando en un número disperso de lugares. Hay muchos resultados y una gran discusión acerca del conocimiento acerca de la experiencia en primera persona, aunque aún no está organizado, comparado y posicionado como un cuerpo de conocimiento socialmente disponible. Si existiera, haría grandes contribuciones. Por consiguiente, pronto constituiría una tercera ciencia que tendría que ser consultada y tenida en cuenta pronto.


EL RECONOCIMIENTO DE MUCHOS MODELOS PUEDE AUMENTAR EL PRESTIGIO DE LA CIENCIA.

Defendemos la ADICIÓN de otro tipo ciencia, sin declinar en ninguna forma nuestro respeto para la ciencia del modelo de unidades. Con las computadoras, ascensores, aviones, electricidad y otras innumerables tecnologías sobre las cuales la sociedad depende, la ciencia del modelo de unidades está ahora tan profundamente inserta en nuestras vidas que nadie podría desear hacer algo sin ella. Sólo estamos diciendo que no es el único tipo de ciencia, y que el tipo de realidad que presenta no es la única.

El público conoce muchas verdades que la ciencia niega, ignora, o considera imposible. La credibilidad de la ciencia se reforzaría si la actitud científica oficial incluyera las limitaciones de cada modelo. Los fenómenos excluidos no serían estúpidamente negados, sino que simplemente dejarían de ser estudiados por una ciencia con un acercamiento diferente. El respeto para la ciencia ya no se corroería por efectos bien conocidos que la ciencia niega.

La ciencia ahora es ampliamente vista como un mero poder político. Una proporción grande de la población no cree en ella. Hay una creencia extendida que nada funciona en absoluto.

Muchos estudiantes llegan a la Universidad con la actitud de que no hay ninguna verdad y ningún valor, excepto lo que sea que un grupo social demande. "En casa decimos esto y lo otro, pero aquí será indudablemente algo más. Estamos listos para lo que sea que fuera. Privadamente sabemos que nada funciona”. Los estudiantes pagan servicios para investigar porque la facultad cree en ello. Pero, privadamente ellos piensan que es un juego.

Actualmente, muchas personas incluso niegan la posibilidad de objetividad porque los resultados parecen depender completamente de las hipótesis. Ellos pierden el hecho que la naturaleza responde a los experimentos más ampliamente de lo que se plantea en nuestras hipótesis. La naturaleza no es un conjunto de unidades, y nunca es arbitraria. La naturaleza siempre responde exactamente así. La naturaleza es un orden respondiente con objetividad respondiente. El objetivismo y el relativismo ingenuo no son las únicas alternativas.


¿LA "EVOLUCIÓN" ESTÁ PERDIDA?

La ciencia del modelo de unidades está avanzando tan rápidamente que no se puede tener seguridad de que los humanos puedan detener sus efectos. La totalidad de las industrias y las redes financieras invierten billones mucho antes de que alguien pueda conocer sus eventuales aplicaciones. Y la ciencia misma, en parte, está ahora en “piloto automático”. Los resultados de un experimento pueden ser puestos directamente en la computadora para generar el próximo experimento, sin una decisión humana sobre lo que significan sus implicancias. La ecología revela algunos efectos que sólo se verían cuando sea demasiado tarde para evitarlos. Pero en la mayoría de los temas no hay ninguna ciencia alternativa.

En el zoológico de Bronx (y en otros laboratorios) se están creando nuevos animales. Defendiendo esto, un hombre me preguntó: "Bien, ¿usted querría que esto lo hicieran personas irresponsables?"

Recientemente, fue creada una combinación de “vaca-cerdo”. No podría ponerse de pie y por lo tanto fue un éxito no práctico. También estaba en dolor constante. Actualmente se dice a menudo que la "evolución" está ocurriendo ahora a través de la ciencia. Pero la evolución estaba en el interés por las criaturas. El propósito de un cerdo exento de grasa es el marketing. El patentar animales "superiores" es resistido por los granjeros que tendrán que pagar un precio alto por ellos a una sola compañía. El propio interés de la criatura no entra aquí.

La ciencia del modelo de unidades está rediseñando las plantas, los animales, y ahora también a nosotros. Ciertos genes causantes de enfermedades ya están siendo extraídos. Pronto, cualquier cosa puede pasar si alguien pagará para anular genes en un niño en gestación. Pero los seres humanos corporales son capaces de una inmensa variedad de tipos de procesos, y por lo tanto también de muchos tipos de "self", tipos de "contenidos", y tipos de resultados observables. En ciertos tipos de proceso encontramos que el cuerpo tiene una capacidad de generar muchos nuevos pasos de desarrollo vital. Esto no debe perderse. Antes de que rediseñemos a los humanos sin entender nuestros propios procesos, permítanos establecer una ciencia experiencial en primera-persona, no a cambio, sino junto con los otros dos tipos de ciencia.




Eugene T. Gendlin International Focusing Institute 34 East Lane, Spring Valley, N.Y. 10977 gend@midway.uchicago.edu Don Hanlon Johnson California Institute of Integral Studies 1453 Mission Street San Francisco, CA 94103 415/575-6237 donj@ciis.edu


Traducción: Luis Robles Campos (2008).
Psicólogo Universidad de Tarapacá, Arica – Chile.
Fousing Trainer acreditado, Focusing Institute, New York.
luisrobles1977@gmail.com

No hay comentarios: