Artículos Sobre Filosofía de lo Implícito, Psicoterapia Experiencial, Focusing, Pre-Terapia, y Bio-Espiritualidad. - - - (Si quieres obtener los textos del blog en formato Word o PDF, dirígete al sitio wwws.scribd.com y buscalos por nombre de autor, título o con mi nick luisrobles1977 )

viernes, 31 de julio de 2009

Pre-Terapia con Retardo Mental Severo


EL ENRIQUECIMIENTO DE VIDA DE UNA MUJER PROFUNDAMENTE RETARDADA:

Una Aplicación de la Pre-Terapia.

Korey McWilliams & Garry Prouty

Centro de Counseling de Chicago


“Life Enrichement of a Profoundly Retarded Woman: An application of Pre-Therapy”,
The Person-Centered Journal, Volume 5, Issue 1, 1998.

Traducción: Luis Robles Campos (*).




INTRODUCCIÓN.

La Terapia Centrada-en-el-Cliente tradicionalmente ha descuidado el trabajo terapéutico con los clientes mentalmente retardados. Rogers (1942) creía que tales clientes carecían de la autonomía y las habilidades introspectivas necesarias para la psicoterapia. Algunos estudiosos creen que tal posición de Rogers produjo un efecto de profunda inhibición en el desarrollo de la terapia y la investigación para esta población (Ruederich & Menolascino, 1984). Por consiguiente, sólo un manojo de publicaciones europeas han aparecido: Badelt, de Alemania (1990); Peters, de los Países Bajos (1981, 1986a, 1986b, 1992, 1996); y Portner, de Suiza (1990, 1996a, 1996b).


PRE-TERAPIA.

Como una evolución de la Terapia Centrada-en-el-Cliente (Prouty, 1994), la Pre-Terapia propone una teoría del contacto psicológico específicamente diseñada para la aplicación a clientes retardados, así como a otras poblaciones con bajo funcionamiento (Prouty, 1976, 1990, 1997; Prouty & Cronwall, 1990; Prouty & Kubiak, 1988; Van Werde, 1990). Rogers (1957) describió el contacto psicológico como la primera condición para formar una relación terapéutica. Desafortunadamente, Rogers no presentó un concepto del contacto psicológico, ni describió los medios para desarrollarlo cuando está dañado o ausente en los clientes. Él tendió a asumir su presencia, cómo suele ocurrir en los pacientes de alto funcionamiento.

La Pre-Terapia delinea el concepto de contacto psicológico tanto en el detalle teórico y como en la aplicación. El método o la técnica de establecer contacto psicológico se describe como Reflejo(s) de Contacto. Teóricamente, los procesos psicológicos subyacentes son denominados como las Funciones del Contacto y los resultados conductuales mensurables son llamados las Conductas del Contacto.
Reflejos de Contacto.

Los Reflejos de Contacto están específicamente diseñados para hacer contacto psicológico con el tipo de cliente regresivo-retardado. Ellos son extraordinariamente concretos y literales de modo que encajen empáticamente con la "actitud concreta” del cliente (Gurswitch, 1966). Los Reflejos de Contacto son diferentes de los Reflejos Rogerianos clásicos. Debido a la falta de capacidad comunicativa del cliente, a menudo el terapeuta no puede conocer el marco de referencia interna del cliente. Por consiguiente, los reflejos son dirigidos a la conducta expresiva externa del cliente. Estos Reflejos de Contacto toman cinco formas: Situacionales, Faciales, Palabra-Por-Palabra, Corporales, y Reiterativos.


Reflejos Situacionales (RS): Están orientados hacia la situación, el ambiente o el entorno del cliente. Su propósito teórico es asistir el contacto con la realidad concreta. Un ejemplo es "Jane está jugando con el juguete".

Reflejos Faciales (RF): Son dirigidos hacia el afecto pre-expresivo del cliente. Su propósito teórico es desarrollar el contacto afectivo. Este tipo de respuesta se ejemplifica como: "Pareces enojado".

Reflejos Palabra-Por-Palabra (RPP): Se enfocan en el discurso del cliente, muchas veces incoherente. El cliente puede expresar: “(incoherencia), (incoherencia), cielo, calle”. El terapeuta puede reflejar: "Cielo, calle". Esto está diseñado para asistir el contacto comunicativo.

Reflejos Corporales (RC): Se apuntan a las posturas corporales del cliente. Un ejemplo de esto es: "Tus brazos están tiesos enfrente de ti". El propósito es asistir las funciones del darse cuenta, tales como el experienciar corporal, espacial y perceptual.

Reflejos Reiterativos (RR): Es un principio que declara que, si cualquiera de las contestaciones precedentes del terapeuta producen una respuesta del cliente, repítala. Esto permite el refuerzo de la experiencia de contacto previa.


Estos reflejos, al seguir los esfuerzos verbales y no-verbales del cliente, proveen al cliente una red de contacto psicológico al nivel de expresión y comunicación de éste. Teóricamente, estos reflejos de contacto tendrán la función de aumentar el contacto del cliente con el Mundo, con el Sí Mismo, y con los Otros (Merleau-Ponty, 1962).


Las Funciones del Contacto.

Las Funciones del Contacto se refieren a la experiencia del cliente sobre el Mundo, el Sí Mismo y el Otro. Ellas son un resultado directo de los Reflejos de Contacto. Las sugerencias de Perls (1969) sobre el “contacto como una función del ego' es dividida en tres funciones psicológicas: Contacto con la Realidad, Contacto Afectivo, y Contacto Comunicativo. Éstas son descritas como funciones del darse cuenta. El contacto con la realidad es el darse cuenta de personas, lugares, cosas, y eventos. El contacto afectivo es el darse cuenta del ánimo, de los sentimientos, y de las emociones. El contacto comunicativo es la simbolización de la realidad y del contacto afectivo. Puesto de otra manera, la Pre-Terapia restaura el contacto con el Mundo, con el Sí Mismo y con el Otro.

El siguiente es un ejemplo clínico (Prouty, 1994, op. cit.) que describe un encuentro entre terapeuta-estudiante y una mujer esquizofrénica, funcionalmente retardada, en una institución de custodia. Las abreviaciones etiquetan el tipo de Reflejo de Contacto utilizado en la respuesta del terapeuta (T) hacia la cliente (C).


C: Ven.

T: (RPP) Ven conmigo.

[La paciente me llevó a la sala de estar. Estuvimos allí silenciosamente por lo que pareció ser un tiempo muy largo. Debido a que no podía comunicarme con ella verbalmente, miré sus movimientos corporales y reflejé éstos estrictamente].

C: [La paciente puso su mano en la pared.] Frío.

T: (RPP-RC) [Puse mi mano en la pared y repetí la palabra.] Frío.

[Ella había estado sosteniendo mi mano desde el principio, pero cuando hice el reflejo, ella la apretó más. Luego ella empezó a mascullar fragmentos de palabras así que fui cuidadoso en reflejar sólo las palabras que podía entender. Lo que ella estaba diciendo empezó a tener sentido].

C: Ya no se qué es esto.

[Tocando la pared – CONTACTO CON LA REALIDAD]. Las paredes y sillas ya no significan nada].

T: (RPP-RC) [Tocando la pared.] Ya no sabes lo que esto. Las sillas y las paredes ya no significan nada.

C: [La paciente empezó a llorar - CONTACTO AFECTIVO. Después de un rato ella empezó a hablar de nuevo. Esta vez ella habló claramente - CONTACTO COMUNICATIVO). No me gusta aquí. Estoy tan cansada, tan cansada.

T: (RPP) [Mientras tocaba acogedoramente su brazo, esta vez fui yo quien apretó su mano cuando hablé]. Está cansada, tan cansada.

C: [La paciente sonrió y me llevó para sentarme en una silla directamente delante de ella y empezó a trenzar mi pelo].


Esta viñeta ilustra la facilitación de las funciones del contacto a través del uso de los Reflejos de Contacto. Se restaura el Contacto con la Realidad, el Contacto Afectivo y el Contacto Comunicativo y la cliente se mueve hacia la relación terapéutica.


Las Conductas de Contacto.

Las Conductas de Contacto se refieren a los resultados observables de la Pre-Terapia. Las conductas de contacto emergen a través de la facilitación de las funciones de contacto. El Contacto Afectivo, Comunicativo y con la Realidad, forman las tres dimensiones de medición. La operacionalización del Contacto Afectivo se define como la expresión de afecto corporal/facial o verbal. El Contacto Comunicativo se describe como la simbolización lingüística de la realidad y del contacto afectivo. Los primeros estudios pilotos (Hinterkopf, Prouty & Brunswick, 1979) encontraron diferencias significativas en el contacto con la realidad y el contacto comunicativo como una función del tratamiento. La evidencia de validez de constructo fue desarrollada por Prouty (1994, op. cit.). Las medidas de fiabilidad han sido obtenidas por DeVre (1992) y Dinacci (1995).


ESTUDIO DE CASO.

El presente estudio revisa la historia de una mujer de cuarenta y un años, profundamente retardada, cuya madrastra implementó los Reflejos de Contacto en su hogar.


Participantes.

Los participantes principales eran una familia de tres: Darlene (la mujer profundamente retardada), su padre, y la madrastra de Darlene (su nueva mamá). Toda la información en este texto se obtuvo a través de entrevistas con la madrastra. En el momento del contacto con el entrevistador, el padre había fallecido; y debido a severos problemas de salud, la madrastra era incapaz de continuar proporcionando la atención necesaria para cuidar a Darlene; por consiguiente, ella ahora vive en una casa residencial para personas discapacitadas en el barrio de sus padres.

Once años antes, los tres estaban viviendo juntos y Darlene tenía el amor de su padre y el creciente amor de su nueva madrastra. Sin embargo, en ese tiempo, según lo observado por la madrastra, el cuidado y el amor eran necesarios, pero eran insuficientes. Aunque física y emocionalmente cercana a sus padres, Darlene permanecía sola, aislada en su propio mundo que era de muchas maneras un mundo desconocido.

Dócil y obediente, Darlene raramente sonreía, ofrecía un insignificante contacto visual, mostraba poca reacción a los otros y raramente comenzaba las interacciones. Sus habilidades de lenguaje verbal eran inexistentes y ella era incapaz de comunicar sus necesidades biológicas como sed, hambre, o querer usar el baño. Además, ella endava semi-ambulante y era proclive a pequeñas y grandes convulsiones, requiriendo monitoreo continuo y constante.

Darlene vivía en una concha psicológica, su mundo dentro del nuestro, y aún con poco contacto existente entre los dos mundos. Sintiendo este aislamiento existencial, su madrastra, habiendo aprendido la aproximación de la Pre-Terapia para comunicarse con personas mentalmente retardadas no-comunicativas, empezó a practicar los Reflejos de Contacto. Al hacer esto, su madrastra abrió la puerta a una nueva forma de vida, no sólo para ella, sino también para Darlene y su padre.


Implementando los Reflejos de Contacto.

La madrastra empezó implementando los Reflejos de Contacto en la mañana y en las tardes cuando Darlene estaba en casa después de su taller protegido. Éstos incluyeron los reflejos situacionales, corporales, faciales, palabra-por-palabra, y reiterativos, descritos anteriormente.

Con todos los clientes, y en el caso de Darlene, el nivel de deterioro dictará qué tipo de reflejo usará el terapeuta. Por ejemplo, el uso de los reflejos situacionales requiere algún vocabulario por parte del cliente. Debido a que la comprensión del lenguaje de Darlene era mínima, el uso de reflejos situacionales por parte de la madrastra, por consiguiente, fue limitado.

Los Reflejos Corporales son o bien conductuales, o verbales, o simultáneamente ambos. Si Darlene levantaba una mano en el aire, su madrastra levantaba su mano y/o decía: "Estás sosteniendo tu mano en el aire". Aun con un lenguaje severamente deteriorado, estos reflejos verbales son utilizados para expresar que se estaba “recibiendo” la comunicación de Darlene. Otros ejemplos que la madrastra usó fueron cruzar sus dedos, pegarse en el muslo e inclinar su cabeza ligeramente, todos intentos de reflejar corporalmente la conducta de Darlene.

Los reflejos faciales responden a las expresiones faciales de afecto del individuo, ya sean verbal o conductualmente. Desafortunadamente, debido al aislamiento, la medicación, o la institucionalización, algunos clientes mentalmente retardados pueden estar emocionalmente aplanados y sus expresiones faciales pueden ofrecer sólo una vislumbre de sentimiento. Los reflejos faciales responden a esas sutilezas como una manera de lograr que el cliente se contacte con su afecto subyacente. Aunque claramente no indicado por la Pre-Terapia, su madrastra sólo reflejaba los afectos "positivos" como "Pareces feliz" y “Estás sonriendo”. Si Darlene sonreía, su madrastra diría: "Darlene está sonriendo" y le sonreiría de vuelta. La expresión de conducta negativa intensa no fue empáticamente reforzada debido a la situación de vida en el hogar. Gritos disruptivos y agudos fueron algunas de las conductas negativas que no se animaron.

Los reflejos palabra-por-palabra son la repetición literal de palabras y de fragmentos de significado comunicados por el cliente. Esto refuerza la sensación del cliente de ser un comunicador que es capaz de establecer contacto. Nuevamente, debido a que Darlene no desarrolló el lenguaje verbal, su madrastra no reflejó palabras aunque ella sí reflejó activamente una variedad de gemidos y sonidos guturales.

El reflejo reiterativo es mejor entendido no como un tipo de reflejo, sino como un principio de guía para recapturar lo que previamente estableció contacto. Por ejemplo, Darlene espontáneamente hizo un sonido gimiente que su madrastra reflejó. Ya que esto estableció contacto, su madrastra reiteró este sonido más tarde para intentar el re-contacto. Igualmente, siempre que la madrastra descubriera cualquier cosa más que estableciera contacto, ella lo recordaría y lo utilizaría de nuevo más tarde.

Debido a que el contacto de Darlene y su madrastra no estaba limitado a sesiones de cincuenta minutos, una vez por semana; la frecuencia de los reflejos difirió del encuentro terapéutico usual. Su madrastra expresó esto como: "Era una rutina diaria. Siempre que la situación se presentara, o que yo pudiera hacerla posible... [eventualmente] se volvería automática. Incluso yo le enseñé a su papá". "Nunca olvidaré el momento en que Darlene comprendió que ella era entendida y ya no se aisló más. Ella podía comunicarse. Los treinta años previos a esto, su padre sólo podía amarla y satisfacer sus necesidades. Ahora ellos se podían relacionar. La impresión en la cara de Darlene era profunda".


RESULTADOS.

La Pre-Terapia teoriza que con la exposición a los Reflejos de Contacto, el contacto psicológico del cliente se incrementará. Este contacto puede ser definido como una clasificación triunvirata del contacto con el Mundo, con el Si Mismo y con el Otro. De acuerdo a los relatos de la madrastra, los efectos de utilizar los Reflejos de Contacto demuestran cambios clínicamente significativos en el crecimiento emocional y la conducta de Darlene. Específicamente, el contacto de Darlene con el Mundo, con el Sí Mismo y con el Otro ha nacido.

Su madrastra informó que antes de la exposición de Darlene a los Reflejos de Contacto, ella se sentaba inexpresiva y desatenta al "mundo". Cuando la familia iba a las carreras de autos, Darlene prefería mirar fijamente hacia abajo y jugar con sus juguetes, rara vez miraba hacia adelante y nunca mostraba interés en lo que la rodeaba. Subsecuente a los esfuerzos de la madrastra por hacer contacto, Darlene empezó a prestar más atención y desarrolló un interés en su ambiente. Ahora, en las carreras de autos ella se sentaba, con los ojos focalizados y mirando alrededor, siguiendo a los objetos que pasaban, así como también, notando a los transeúntes. Parecía como si una nueva curiosidad naciera dentro de sí, saliendo al mundo en busca de estímulo. Finalmente, el contacto de Darlene con su ambiente culminó con su primera visita al cine dónde ella se sentaba callada y atenta.

El contacto de Darlene con el "Si Mismo' también parecía significativo. Por ejemplo, previos a los esfuerzos de la madrastra, Darlene pasaba desinteresada por el espejo del baño, apenas deteniéndose a mirar en esa dirección. Gradualmente, mientras la madrastra continuó su uso de los reflejos de contacto, Darlene empezó a notar su propia imagen y eventualmente empezó a mirarse en el espejo con regocijo, sonriendo y riéndose. Darle no solo se reía al estar frente al espejo, sino que en muchas otras situaciones empezó a expresar completamente su alegría y felicidad de esta manera.

Incluso más significativo aún fue el aumento del contacto de Darlene con el "otro". En este caso, el "otro" era los "otros." Es decir, el aumento del contacto comunicativo de Darlene con su padre y su madrastra fue bastante dramática. El mundo previamente regresivo donde Darlene se retiraba a menudo, ahora estaba roto y abierto hacia el exterior. Concreta y más significativamente, esto incluía a su padre disfrutando a su hija, algo que él raramente había experimentado. Darlene ya no se sentaba a mirar la interacción entre su padre y su madrastra, desvalida al estar aparte. En cambio ella iniciaría contacto ocular y otros gestos, gatillando respuestas verbales y físicas de ambos padres. Además, con el tiempo Darlene finalmente aprendió a señalar sus necesidades de hambre sosteniendo su brazo en el aire, cruzando sus dedos y gimiendo simultáneamente.

Otros resultados positivos del contacto relacional de su madrastra fue el incremento de la iniciativa de Darlene. Más allá de la mera habilidad de reaccionar, había una fresca y nueva disposición de Darlene para intentar nuevas tareas, tales como quitarse su chaqueta sin que se lo pidieran o aprender a subir los peldaños y a abordar su autobús escolar sin asistencia.

No sólo parecía que se trataba de Darlene experimentando la satisfacción intrínseca de la autonomía y el logro, sino que el nivel de estrés psicológico en los padres fue disminuyendo un poco; y el aislamiento paternal también fue reducido. Esto, a su vez, les permitió que estuvieran más disponibles para el contacto interactivo con Darlene.

Debe notarse que cuando Darlene estaba siendo preparada para la llevarla al grupo de la casa de acogida, un psicólogo independiente chequeó su coeficiente intelectual. Él notó el cambio en el desempeño cognoscitivo de Darlene, que registraba como de 8 meses de edad mental, hacia uno de tres años de edad en la comprensión limitada de órdenes.


RESUMEN.

La Pre-Terapia evolucionó de la sugerencia de Rogers sobre el contacto psicológico como la primera condición de una relación terapéutica. El Contacto Psicológico puede entenderse como consistente en los Reflejos, las Funciones, y las Conductas de Contacto. Los Reflejos de Contacto se refieren a las técnicas de hacer contacto. Las Funciones del Contacto son funciones del darse cuenta que resultan de los Reflejos de Contacto. Las Conductas de Contacto son las conductas emergentes y mensurables que son el resultado del contacto psicológico aumentado.

Este texto expande el uso de la Pre-Terapia para incluir la participación familiar en el desarrollo psicológico de una mujer profundamente retardada. Los Reflejos de contacto no-verbales fueron utilizados por sus padres como una “facilitación de un enriquecimiento de vida". Se produjo una mejora del contacto con el Mundo, el Sí Mismo y el Otro. Darlene demostró un incrementó en el contacto consigo misma a través del disfrute de su imagen en el espejo. Ella demostró después un aumento en el contacto con los otros al volverse más comunicativa a través del uso de expresiones y gestos primitivos. Un desarrollo positivo posterior fue el efecto en los padres como resultado del incremento de la comunicación. Ellos podían tener satisfacción emocional del contacto humano incrementado con su hija. De estas maneras, ocurrió la "terapia" familiar.

Este estudio de caso sobre una mujer sola, "limitada a la casa", profundamente retardada y sin lenguaje generalmente confirma los estudios pilotos más cuantitativos con clientes más verbales, pero retardados. El valor futuro del estudio es la presentación de la mejora en la vida cotidiana dentro de la unidad familiar.

Las futuras aplicaciones de la Pre-Terapia deben extender la aproximación para enseñarla a los parientes/cuidadores y otros significativos para utilizar los Reflejos de Contacto como una parte de la interacción normal. Así como Carl Rogers sugirió que los principios de la terapia centrada-en-el-cliente se extendían a todas las relaciones interpersonales, también parece que lo hacen en las relaciones con personas retardadas. La Pre-Terapia no puede pensarse meramente de como una técnica, sino como una "Manera de Ser".


REFERENCIAS.

Badelt, 1. (1990). Client Centered psychotherapy with mentally handicapped adults. In G. Lietaer, J. Rombauts & R. Van Balen (Eds.), Client-Centered and Experiential Psychotherapy in the Nineties. (pp. 671-681). Leuven, Belgium: Leuven University Press.
Danacci, A. (1995). Experimental Research of the Psychological Treatment of Schizophrenic Clients with Garry Prouty's Pre-Therapy and Innovative Developments. Bologna, Italy.
DeVre, R. (1992) Prouty's pre-therapie Master's Thesis, Ghent Belgium. Department of Psychology, University of Ghent.
Gurswitch, A. (1966). Gelb Goldstein's concept of concrete and categorical attitude and the phenomenology of ideation. In J. Wild (Ed.), Studies in Phenomenology and Psychology. (pp.359-384). Evanston, Il,: Northwesten University Press.
Hinterkopf, E., Prouty, G. & Brunswick L. (1979). A Pilot Study of Pre-Therapy Method Applied to Chronic Schizophrenic Patients. Psychosocial Rehabilitation Journal, 3(Fall) (pp.11 - 19).
Merleau-Ponty, M. (1962). The phenomenal field. In T. Honderich (Ed.), The Phenomenology of Perception. New York:Routledge and Kegan, Paul (p.60).
Perls, F. (1969). The ego as a function of the organism. Ego, Hunger and Agression. New York: Vintage Books, (F 139).
Peters, H. (1981). Luisterend Helpen: Poging Tot een Beter Omgaan Met de Zwakzinnige Medemes. Lochern/Gen The Netherlands: De Tijdstroom.
Peters, H. (1986a). Client-Centered Benaderingswijzen in de Zwakzinningenzorg. In R, Van Balen, M. Leijssen, & G Leitaer (Eds.), Droom en Werkelijkheid. Acco Press (pp.205-220).
Peters, H. (1986b). Prouty's pre-therapie methode en de behandeling van hallucinaties een verslag (Prouty's Pre- Therapy methods and the treatment of hallucinations). The Netherlands: RUIT (Maart).
Peters, H. (1992). Psychotherapie Bij Geesteljik Gehandicapten. Amsterdam: Swetz and Zeitlinger.
Peters, H. (1996). Prouty's Pre-Therapeutische Methodes Bij Geestelijk Gehandicapten. Tijdschrift Voor Orthopedagogied, Kinderpsychiatrie En Klinische Kiderpsycholgie, The Netherlands, Nr. I (Maart) (pp.23-35).
Portner, M. (1990). Client-centered therapy with mentally retarded persons: Catherine and Ruth. In G. Lietaer, Rombauts and R. Van Balen (Eds.), Client Centered and Experiential Therapy in the Nineties. Belgium: Leuven University Press. (pp. 559-69).
Portner, M. (1996a). Working with the mentally handicapped in a person-centered way - is it possible, is it appropriate and what does it mean in practice? Client Centered and Experiential Psychotherapy: A paradigm in Motion. Vienna: Peter Lang. (pp. 513-528).
Portner, M. (1996b). Emstnehemen Zutrauen-Verstehen: Personzentrierte Haltung im Unmgang mit geistig Behinderten und pflegebedurftigen Menschen. Germany: Klett-Cotta.
Prouty, G. (1976). Pre-Therapy, a method of treating pre-expressive psychotic and retarded patients. Psychotherapy: Theory, Research and Practice. 13(Fall), (pp. 290-294).
Prouty, G. (1990). Pre-Therapy: A theoretical evolution in the person-centered/experiential psychotherapy of schizophrenia and retardation. In G. Lietaer, J. Rombauts and R. Van Balen (Eds.), Client-Centered and Experiential Psychotherapy in the Nineties. Leuven, Belgium:Leuven University Press. (Pp. 645-648).
Prouty, G. (1994). Theoretical Evolutions in Person-Centered/Experiential Therapy: Applications to Schizophrenic and Retarded Psychoses. Westport, Conn.: Praeger.
Prouty, G. (1997). Pre-Therapy: A treatment for the psychotic retarded. Handbook of Treatment of Mental Illness and Behavioral Disorder in Children and Adults with Mental Retardation. American Psychiatric Press (In Press)
Prouty, G. and Cronwall, M. (1990) Psychotherapy with a depressed mentally retarded adult: An application of Pre-Therapy. In Dosen, A. and Menolascino, F. (Eds.), Depression in Mentally Retarded Children and Adults. Leiden, The Netherlands: Logan Publications (pp. 281-293).
Prouty, G. and Kubiak, M. (1988). Pre-Therapy with mentally retarded/psychotic clients. Psychiatric Aspects of Mental Retardation Reviews, 7(10), (pp. 62-66).
Ruderich, S., & Menolascino, F. (1984). Dual diagnosis of mental retardation: An overview. In F. Menolascino & J. Stark (Eds.), Handbook of Mental Illness in the Mentally Retarded. New York: Plenum Press. (pp.45-82).
Rogers, C. R. (1942). Counseling and Psychotherapy. Boston: Houghton Mifflin Co.
Rogers, C. R. (1957). The necessary and sufficient conditions of therapeutic personality change. Journal of Consulting Psychology, 21(2), (pp. 95103).
Rogers, C.R. (1957). The necessary and sufficient conditions of therapeutic personality change. Journal of Consulting
Psychology, 22(2), 95-103.Van Werde, D. (1990). Psychotherapy with a retarded schizo-affective woman: An application of Prouty's pre-therapy. In Dosen, A., Van Gennep, A. and Zwanikken, G. (Eds.), Treatment of Mental Illness and Behavioral Disorder in the Mentally Retarded: Proceedings of International Congress, May 3rd and 4th, Amsterdam, The Netherlands. Leiden, The Netherlands: Logon Publications.
(*) Traducción: Luis Robles Campos (2009).
Psicólogo, Universidad de Tarapacá, Arica – Chile.
Fousing Trainer acreditado, Focusing Institute, New York.
luisrobles1977@gmail.com
CONSULTA PARTICULAR
PSICOTERAPIA CENTRADA EN LA PERSONA/EXPERIENCIAL


PEDRO DE VALDIVIA # 3420 OFICINA 25 (CON IRARRAZABAL), ÑUÑOA
HORARIO DE ATENCIÓN: DÍAS SABADOS DE 09.00 A 13.00 HRS.
CONTACTO: AL MAIL luisrobles1977@gmail.com
O al fono 08-8817541 (llamar después de 18.00 hrs).

jueves, 16 de julio de 2009

La Aplicación de los Reflejos de Contacto.


PRE-TERAPIA:

LA APLICACIÓN DE LOS REFLEJOS DE CONTACTO

Garry Prouty


“Pre-Therapy: The Application of Contact Reflections”, en American Journal of Psychotherapy, 00029564, 2007, Vol. 61, Issue 3.

Traducción: Luis Robles Campos (*).


INTRODUCCIÓN.

Los Reflejos de Contacto son el método básico de la Pre-Terapia. Hay cinco técnicas formalizadas: Situacional, facial, palabra-por-palabra, corporal, y reiterativo. En conjunto ellos forman una red de contacto psicológico que hace posible el desarrollo de relaciones terapéuticas. Se presenta una historia de un caso de tratamiento con una cliente con retardo y psicosis, junto con una discusión de esta innovadora técnica del terapeuta.

La Pre-Terapia es una evolución teórica y práctica en la Terapia Centrada-en-el-Cliente (Prouty, 1990). Rogers (1957) describió el contacto psicológico como la primera condición de una relación terapéutica. Él también se refirió al contacto como una pre-condición para el tratamiento. Esto lleva a nuestra acuñación, "Pre"- Terapia. Sin embargo, Rogers falló en definir el contacto como un método terapéutico.

La Pre-Terapia es la teoría y la práctica del contacto psicológico. Se define en términos del trabajo del terapeuta (Reflejos de Contacto), el proceso interior del cliente (Funciones de Contacto), y las conductas para la medición (Conductas de Contacto). Descripciones teóricas completas pueden encontrarse en Prouty (1994) y Prouty, Van Werde, y Portner (1998), y exploraciones empíricas pueden encontrarse en las escrituras de Hinterkopf, Prouty y Brunswick (1979), De Vre (1992), Prouty (1994, 2002), y Dinacci (1997, 2000).

Las poblaciones objeto para este modo de tratamiento han sido individuos con esquizofrenia aguda y crónica, aquéllos con incapacidades intelectuales, con o sin psicosis, y clientes con demencia. Los aspectos psicóticos de la personalidad múltiple también pueden ser tratados a través de esta aproximación, así como también se puede con clientes con trauma. El propósito de este texto es describir el uso de los básicos Reflejos de Contacto con una cliente que es retardada y tiene un desorden esquizo-afectivo.


EL MÉTODO.

La aproximación, como originalmente la describió Prouty (1976), consiste en cinco tipos de respuestas terapéuticas. Aplicadas con empatía, estas respuestas constituyen el método de la Pre-Terapia. Las técnicas están basadas en las funciones cognitivas concretas de los clientes con daño cerebral y esquizofrenia, según lo descrito por Goldstein (1939), Goldstein y Scheerer (1941), Freidman (1961), Gurswitch (1966), Mazumadar y Mazumadar (1983). Esto produce una cualidad ultra-concreta de reflejo que apunta a capturar la experiencia viva del cliente. Tomando prestada una frase de Buber (1964), la Pre-Terapia puede describirse como "apuntando hacia lo concreto".


REFLEJOS SITUACIONALES (RS).

Los pensadores existenciales a menudo describen a los humanos como "en situaciones", lo que significa que están relacionalmente inmersos en el mundo existencial (Brockleman, 1980). Los reflejos situacionales siguen el proceso del cliente hacia su situación, ambiente o entorno. El terapeuta refleja la situación del cliente en ese momento. Por ejemplo, reflejos tales como: "Estás sosteniendo una bolsa", o "Estás mirando el suelo", facilitan el contacto con la realidad. El terapeuta sigue la atención del cliente y refleja cualquier situación realista en el ambiente inmediato. Esto ayuda al cliente a entrar en contacto con la realidad concreta momentánea.


REFLEJOS FACIALES (RF).

Arthur Burton (1973) vio el rostro humano en términos filogenéticos y evolutivos como el "órgano" expresivo de lo singularmente humano. Muchos pacientes regresivos y crónicos muestran sus sentimientos de manera pre-expresiva en sus rostros. Ellos tienen historias de aislamiento psicosocial, institucionalización, y sobremedicación (Reiss, 1994). Por consiguiente, muchos clientes presentan afecto latente o pre-expresivo en sus caras. Un ejemplo de reflejo facial (RF) sería: “Hay lágrimas en tus ojos". Otro ejemplo es: "Pareces asustado". Nuevamente, el terapeuta podría reflejar, más concretamente: "Tus ojos están grandes". Estos reflejos ayudan a desarrollar contacto afectivo en el cliente.


REFLEJOS PALABRA-POR-PALABRA (RPP).

Los reflejos palabra-por-palabra son intentos por desarrollar contacto comunicativo con clientes regresivos que están comunicativamente deteriorados. Estas poblaciones, que a menudo tienen psicosis, daño cerebral, o retraso, típicamente despliegan síntomas tales como fragmentación de frases y palabras, ecolalia, neologismos, o ensalada de palabras. Por ejemplo, un cliente puede decir “árbol”, "auto", “ojos”. El terapeuta reflejaría las palabras claras aun cuando la frase sea ininteligible. Esta recepción empática del terapeuta es importante debido al esfuerzo expresivo del cliente. Estos reflejos le dan al cliente la experiencia de ser recibido. Ocasionalmente, los reflejos son sonidos. Los reflejos palabra-por-palabra facilitan el contacto comunicativo con el cliente.


REFLEJOS CORPORALES (RC).

El lenguaje existencial de Medard Boss (1994) describe el organismo humano como “corporalmente orientado hacia adelante”. Esto significa que el organismo corporal es expresivo. Los reflejos corporales, que son respuestas empáticas a tal “orientación corporal hacia adelante” producen cambios en la comunicación verbal de los clientes. Tales resultados pueden verse en la exploración de la sintomatología catatónica (Prouty & Kubiak, 1988a). Hay dos tipos de reflejos corporales. Los primeros son verbales, como: "Tus brazos están en el aire". Los segundos son reflejos corporales mucho más concretos. Por ejemplo, un terapeuta puede reflejar usando su propio cuerpo, levantando sus propios brazos, a modo de respuesta empática hacia un paciente. Los reflejos corporales ayudan que integra el sí mismo o el ego dentro de la experiencia corporal, mientras que reducen la disociación psicótica.


REFLEJOS REITERATIVOS (RR).

Los reflejos reiterativos son técnicas que le dan cuerpo al principio del recontacto. Si cualquier reflejo particular tiene éxito en producir una respuesta, el terapeuta debería repetir el reflejo. Hay dos tipos de recontacto. El primero se llama de corta data. El segundo se llama de larga data. Un ejemplo de re-contacto de corta data es este: Una cliente estaba silenciosa, simplemente tocando su frente, lo que el terapeuta inmediatamente se mantuvo reflejando. Eventualmente, la cliente dijo "Abuela", que ella gradualmente procesó en sentimientos acerca de la muerte de su abuela.

Un ejemplo de re-contacto de larga data, es el siguiente: El terapeuta reitera al cliente material de la sesión anterior. “La última sesión dijiste 'bebé' y apuntaste a tu vientre". La cliente retomó su proceso previo, repitiendo “bebé” y apuntando a su vientre. Gradualmente, este proceso se desplegó en una verdadera historia sobre un embarazo real y el trauma de un aborto.


CONSIDERACIONES TEMPORALES Y ESPACIALES.

Los teóricos existenciales (Binswanger, 1963) describen la experiencia temporal y espacial como la parte de nuestro “Ser en el Mundo" humano. En la Pre-Terapia, el tiempo y el espacio juegan un importante rol. Primero, el ritmo del cliente es un elemento que requiere atención. Algunos clientes son muy lentos en su expresividad, mientras que otros son más rápidos. Por ejemplo, los clientes deprimidos tienen un paso mucho más lento de comunicación, mientras que las personas hiperactivas o maníacas proceden a un paso mucho más rápido. Los reflejos de contacto palabra-por-palabra ayudan a mantener contacto terapéutico con los clientes de paso lento. El terapeuta debe ser cuidadoso para reflejar lentamente de tal forma que de “espacio” al cliente y no agobie su esfuerzo expresivo. La expresión rápida del cliente puede dejar al terapeuta siendo incapaz de seguir el paso. La técnica es expresar reflejos de contacto de "permanencia". Esto involucra el reflejo periódico de frases o palabras que los terapeutas puedan coger desde su propio ritmo. Las estrategias palabra-por-palabra mantiene el progreso del contacto con el cliente.

Las consideraciones espaciales a menudo entran en la Pre-Terapia. Primero, muchas personas con esquizofrenia reaccionan a la presencia física del terapeuta, así que éste debería ser cuidadoso sobre estar demasiado cerca o lejos del paciente. La proximidad excesiva puede provocar ansiedad, temor, etc. La distancia excesiva puede darle al cliente una impresión de lejanía emocional. En cualquier caso, la distancia real es subjetiva para el cliente. Secundariamente, las alucinaciones pueden ocupar un espacio tridimensional en el campo perceptual de clientes psicóticos (Havens, 1963). Esto resulta en reflejos situacionales desde el terapeuta. Ejemplos de esto pueden ser: "La pintura está ahí arriba", o "El sonido viene desde la esquina". Tales reflejos permiten tanto al cliente como al terapeuta tener contacto terapéutico con la alucinación. Para una completa descripción para tratar las alucinaciones, vea Prouty (2004).


LA RED.

Si la mayoría (o todos) los reflejos de contacto son aplicados, el resultado puede describirse metafóricamente como una "Red de Contacto". Si uno mira estas técnicas desde un punto de vista de la práctica, vienen a la mente las siguientes observaciones:

El cliente con contacto deteriorado está experimentando una "red" de contacto desde el terapeuta que facilita la realidad, el contacto afectivo y comunicativo del cliente.

El terapeuta se está comunicando al nivel cognoscitivo del cliente, reforzando así la posibilidad de relacionabilidad.

Las actitudes centradas en el cliente de no-directividad, consideración positiva incondicional y empatía, se dan a través del contacto directo y del experienciar concreto.

Muchos ejemplos prácticos de los reflejos de contacto están disponibles (Prouty, 1976, 1990, 1995, 1998a, 1998b; Prouty & Cronwell, 1990; Prouty & Kubiak, 1988a, 1988b; Prouty & Pietrzak, 1988).


PAUTAS FENOMENOLÓGICAS.

Sartre (1956) describió la experiencia como "absolutamente auto-indicativa". Esto significa que la experiencia se presenta exactamente como es. Se implica a si misma. Significa ella misma. Se refiere a sí misma. En la Pre-Terapia, el método primario de comprensión es la experiencia directa, no la experiencia interpretada.

Muchos terapeutas no responden al experienciar real del cliente; respondiendo en cambio con interpretaciones sobre la experiencia del cliente. La primera pauta en la terapia reflectiva es intentar responder a lo que está en el momento fenomenológico.

Scheler (1953) creía que la fenomenología es experiencia "desimbolizada". Esto significa que la experiencia ocurre de manera previa y separada del lenguaje. La segunda pauta significa que necesitamos buscar y ver la conducta del cliente a fin de suplementar el modo normal de escucha psicoterapéutica. Por consiguiente, ver puede ser tan importante como, o aún más significativo, que escuchar.


APLICACIÓN.

La siguiente sesión (Van Werde, 1990) tiene lugar después de cuatro meses de terapia. Ilustra cómo los reflejos de contacto se correlacionan con los esfuerzos pre-expresivos del paciente. La paciente exhibía regresión con un pato de juguete. Más tarde durante la sesión, ella se mueve más cerca de la realidad simbolizando su aborto y hablando sobre su abuela muerta.

Ann tiene 22 años. Ella está doblemente diagnosticada como leve o moderadamente retardada y con un desorden esquizo-afectivo. Ella vive en un establecimiento residencial y recibe tratamiento de litio. Durante un embarazo inesperado, Ann empezó a exhibir episodios psicóticos de exaltación (gimiendo y gritando) y se volvió auto-abusiva (cortándose y mordiéndose). En ese momento, ella estaba quedándose con su abuela, quien estaba cuidando de Ann y de la madre de ésta, que también es mentalmente retardada. El niño fue abortado, y la abuela se puso enferma y murió poco después. Ann fue admitida en el hospital. La Pre-Terapia fue recomendada como una manera de trabajar con el nivel bajo y la manera distorsionada de pensar, sentir, y actuar de la paciente. El terapeuta (T) era del Instituto de Pre-Terapia y en ese momento, un para-profesional.

[Claves para el diálogo: Reflejos Situacionales = RS; Reflejos Faciales = RF; Reflejos Palabra-Por-Palabra = RPP; Reflejos Corporales = RC; Reflejos Reiterativos = RR]

Terapeuta: (RF) Tienes una pequeña sonrisa en tu cara.
(RC) Mueves tu cabeza rápido. Te estás rascando.
Cliente: (Hace sonidos).
Terapeuta: (RPP) Estás haciendo ruidos.
(RR) Estás realmente callada. Antes estabas hablando, ahora estás callada, y estás haciendo ruidos.
(RC) Haces gestos con tu mano.
(RS) Me estás mirando.
(RC) Apuntas a tu garganta.
(RF) Cerraste tus ojos.
(RS) Miras hacia abajo, al pato, estás mirando fuera de la ventana. Levantas la vista y miras alrededor.
(RF) Tienes una pequeña sonrisa en tu cara.
Cliente: (Hace ruidos).
Terapeuta: (RPP) Estás haciendo un pequeño gemido.
Cliente: (Risas).
Terapeuta: (RF, RS, RR) Estás riéndote, estás tirando la cabeza de tú pato y estás
riéndote.
Cliente: (Risas).
Terapeuta: (RF) Te ríes.
(RS) Estás haciendo el gesto de bebé.
(RR) La semana pasada hablamos sobre un bebé e hiciste el mismo gesto. Me hablaste sobre un bebé la semana pasada.
(RC) Sostienes tu mano así.
(RS) Me estás mirando.
(RF) Cierras tus ojos.
(RC) Te rascas tu nariz.
(RR) Antes (previamente a esta sesión) de esta sesión tu dijiste que querías salir a dar una vuelta.
(RS) Está mirando el escritorio.
(RC, RR) Tiene un rasguño en tu cuello, justo aquí. Tienes un rasguño rojo en tu cuello.
Cliente: Ja, ja, ja, ja.
Terapeuta: (RF) Te ríes, una pequeña risa…
(RC) Bajas tu cabeza.
(RS) Estás tocando tu pato.
(RC) Pones tu cabeza hacia abajo.
(RF) La cara de Ann parece triste. Tu cara parece triste. Tu cara parece triste, Ann.
Cliente: (Ruido).
Terapeuta: (RPP) Estás haciendo pequeños ruidos.
Cliente: (Ruido).
Terapeuta: (RPP) (Hace el mismo ruido.)
(RR) A veces hablas conmigo, a veces haces ruidos.
(RS, RC) Estás acariciando la cabeza de tu pequeño pato (hace lo mismo).
(RR, RS): Antes, cuando estabas acariciando tu pato, hiciste el gesto de bebé. Pones al pato cerca de ti.
Cliente: (Ruido).
Terapeuta: (RPP) Haces pequeños ruidos.
Terapeuta: (RC, RS) Estás tocando tu nariz y tu pato.
(RF) Tus ojos parecen tristes.
(RS) Miras fuera de la ventana.
(RC) Estás frotando tu nariz.
(RS) Estás sacando cosas pequeñas de tu bolsillo y tirándolas al suelo.
Cliente: (Risas).
Terapeuta: (RF) Te ríes.
Cliente: Yo me río, yo quiero.
Terapeuta: (RS) Viste a alguien fuera de la ventana.
(RPP) Yo quiero.
Cliente: ¿A qué tipo de lugar voy a ir?
Terapeuta: (RPP) ¿A qué tipo de lugar vas a ir?
Cliente: Mhm.
Terapeuta: (RPP) Mhm.
(RF) Tu frente está totalmente fruncida. Pareces angustiada, tu cara parece muy angustiada.
Cliente: Mm mhm.
Terapeuta: (RR) ¿A qué tipo de lugar voy a ir?
(RF) Tus ojos y tu cara lucen tristes.
(RC) Estás tocando tu frente.
Cliente: Me siento tan cansada.
Terapeuta: (RPP) Tan cansada.
(RC) Echas tu pelo para atrás.
(RF) Pareces triste. Tu cara parece tan triste.
(RR) Tú preguntas, a qué tipo de lugar vas a ir.
Cliente: Voy tomar todos mis animales de felpa y voy a dejar mi ropa.
Terapeuta: (RPP) Vas tomar todos tus animales de felpa y vas a dejar tu
ropa
Cliente: Mi mamá y la abuela no quieren mi ropa.
Terapeuta: (RPP) Tu mamá y la abuela no quieren tu ropa.
Cliente: Sí.
Terapeuta: (RPP) Sí.
Cliente: Uh.
Terapeuta: (RPP) Uh.
Cliente: (Risas).
Terapeuta: (RF) Te ríes.
(RC) Te meces de un lado para otro.
Cliente: ¿Me vas ayuda a guardar y llevarme mis cosas?
Terapeuta: (RPP) ¿Me vas ayuda a guardar y llevarme mis cosas?
(RS) Me miras. Estás mirándome. Está haciéndome una pregunta.
(RR) Que te ayude a guardar y llevarte tus cosas.
Cliente: Quiero llevármelas ahora.
Terapeuta: (RPP) Quiero llevármelas ahora.
Cliente: Quiero llevármelas ahora y nunca más venir a la visita.
Terapeuta: (RPP) Quiero llevármelas ahora y nunca más venir a la visita.
Cliente: (Risas) Si.
Terapeuta: (RR) Dices eso con fuerza: Quiero irme y nunca más venir a la
visita.
Cliente: Quiero que mis prisioneros me dejen.
Terapeuta: (RPP) Quieres que tus prisioneros te dejen.
Cliente: Sí.
Terapeuta: (RPP) Sí.
Terapeuta: (RC) Estás meciéndote.
(RR, RS) Tú te meces y yo me mezo.
Cliente: (Canta y tararea).
Terapeuta: (RPP) Estás cantando.
Cliente: (Canta) Me gustaría irme lejos.
Terapeuta: (RPP) Quieres irte lejos.
Cliente: (Canta) Quiero tener a mi mamá y a mi abuela…
Terapeuta: (RPP) Quieres tener a tu mamá y a tu abuela también.
Cliente: No hay amor en todo el pueblo.
Terapeuta: (RR) No hay amor en todo el pueblo.
Cliente: (Canta) Me gustaría irme lejos (tararea).
Terapeuta: (RPP) Quieres irte lejos.
Terapeuta: (RF) Tus ojos parecen tristes cuando lo dices.
Cliente: (Canta).
Terapeuta: (BR, RS) Nos estamos meciendo.
Cliente: (Canta).
Terapeuta: (RS) Estás mirándome.
Cliente: ¡Bum! (Risa).
Terapeuta: (RPP) ¡Bum! Ese es un final rápido para esa canción (La cliente y
el terapeuta se ríen juntos).
Terapeuta: (RC, RR) Estás tocando tu frente donde yo la toqué antes. Justo allí.
Cliente: Quiero a mi abuela viva.
Terapeuta: (RPP) Quieres a tu abuela viva.
Cliente: Abuela.
Terapeuta: (RPP) Abuela.
Cliente: Sí.
Terapeuta: (RPP) Sí.
Cliente: Ella está en el cielo con Dios.
Terapeuta: (RPP) Ella está en el cielo con Dios.
(RR) Quieres que viva.
(RF) Cierras tus ojos. Tu cara parece triste.
(RR, RF) Ann, tu cara parece triste, y tus ojos parecen tristes.
Cliente: Quiero algo para comer.
Terapeuta: (RPP) Quieres algo para comer.
Terapeuta: (RF) Haces una mueca.


CONCLUSIÓN.
Esta viñeta describe el proceso emocional de la cliente desde un pato de juguete que expresaba su regresión hasta una señalización directa sobre un aborto (haciendo el gesto de bebé, apuntando a su estómago). Finalmente, ella expresó más tiernamente la pérdida emocional de su abuela ("Yo quiero a mi abuela viva”). Tanto el aborto como la muerte de su abuela eran asuntos importantes. La cliente cambió desde un modo pre-expresivo regresivo (el pato) a un modo orientado a la realidad (haciendo un gesto de bebé, apuntando a su estómago) sobre la experiencia de aborto y la pérdida de la abuela. Ella se movió desde la irrealidad a la realidad en sus modos expresivos.

Finalmente, esta viñeta ilustra la aplicación de los reflejos de contacto con una cliente con retardo mental con diagnóstico-dual que incluyó la sugerencia de Rogers sobre el contacto como una pre-condición de la terapia. También refina el arte del reflejo a través de múltiples técnicas y de la extraordinaria concreción. Se espera que este adelanto de la técnica psicoterapéutica habilite la terapia para los clientes regresivos de bajo funcionamiento, desde su nivel concreto.


REFERENCIAS.

· Binswanger, L. (1963). Being in the world." Selected papers of Ludwig Binswanger (pp. 314, 317). New York: Basic Books.
· Boss, M. (1994). Existential foundations of medicine and psychology (pp. 102-104). London: Jason-Aronson.
· Brockleman, P. (1980). Existential phenomenology and the world of ordinary experience. New York: University Press of America.
· Buber, M. (1964). Phenomenological analysis of existence versus pointing to the concrete. In M. Friedman (Ed.), The worlds of Existentialism (p. 547). New York: Random House.
· Burton, A. (1973). The presentation of the face in psychotherapy. Psychotherapy, Theory, Research and Practice, 10(4), 31.
· DeVre, R. (1992). Prouty's Pre-Therapy. Unpublished master's thesis, Department of Psychology, University of Ghent, Belgium.
· Dinacci, A. (1997). Ricera sperimentale sul trattemento psicologico de pazenti schizopfrenici con la Pre-Terapia. Psicologia della Persona, 2(4), 3-8.
· Dinacci, A. (2000). Objective Evaluation Criterion for the Pre-Therapy Interview. International Pre-Therapy Review, 1, 31-35.
· Friedman, G. (1961). Conceptual thinking in schizophrenic children. Genetic Psychology Monographs, 63, 149-196.
· Goldstein, K. (1939). The significance of special tests for the diagnosis and prognosis of schizophrenia. American Journal of Psychiatry, 96, 575-588.
· Goldstein, K. & Scheerer, M. (1941). Abstract and concrete behavior: An experimental study with special tests. Psychological Monographs, 53(2), 51.
· Gurswitch, A. (1966). Gelb-Goldstein's concept of "concrete" and "categorical" attitude and the phenomenology of ideation. In Studies in phenomenology and psychology (pp. 359-389). Evanston, Illinois: Northwestern University Press.
· Havens, L., (1963). The placement and movement of hallucinations in space, phenomenology and theory International Journal of Psychoanalysis, 43, 426-435.
· Hinterkopf, E., Prouty, G., & Brunswick, L. (1979). A pilot study of Pre-Therapy applied to chronic schizophrenic patients. Psychosocial Rehabilitation Journal, 3, 11-19.
· Mazumdar, D. & Mazumdar, T. (1983). Abstract and concrete behavior of organic, schizophrenic and normal subjects on the Goldstein-Scheerer Cube Test. Indian Journal of Clinical Psychology, 10(1), 5-10.
· Prouty, G. (1976). Pre-Therapy: A method of treating pre-expressive psychotic and retarded patients. Psychotherapy: Theory, Research and Practice, 13, 290-294.
· Prouty, G. (1990). Pre-Therapy: A theoretical evolution in Person-Centered experiential psychotherapy of schizophrenia and retardation. In G. Lietaer, J. Rombauts, & R. Van Balen (Eds.), Client-Centered and experiential psychotherapy in the Nineties (pp. 645-658). Leuven, Belgium: Leuven University Press.
· Prouty, G. (1994). Theoretical evolutions in Person-Centered/experiential therapy: Applications to schizophrenic and retarded psychoses (pp. 42-46). Westport, Conn.: Praeger (Greenwood Press).
· Prouty, G. (1995). Pre-Therapy: An overview. Chinese Journal of Mental Health, 9(5), 223-225.
· Prouty, G. (1998a). Pre-Therapy and pre-symbolic experiencing: Evolutions in Person-Centered/ experiential approaches to psychotic experience. In L. Greenberg, J. Watson, & G. Lietaer (Eds.), Handbook of experiential psychotherapy. New York:Guilford Press.
· Prouty, G. (1998b). Uma intrducao a pre-therapia. A Pessoa Como Centro (pp. 57-62). Lisbon, Portugal: Associacao Portugese de Psicoterapia Centrada na Passoa e Counseling.
· Prouty, G. (2002). Pre-Therapy as a theoretical system. In G. Wyatt and P. Sanders (Eds.), Rogers' therapeutic conditions: Evolution, theory and practice. Volume 4: Contact and perception (pp. 54-62). Ross-on-Wye, Herfordshire, England: PCCS Books.
· Prouty, G. (2004). The hallucination as the unconscious self. The American Journal of Psychoanalysis and Dynamic Psychiatry, 43(4), 597-612.
· Prouty, G. and Cronwall, M. (1990). Psychotherapy with a depressed, mentally retarded adult: An application of Pre-Therapy. In A. Dosen and F. Menalascino (Eds.), Depression in mentally retarded children and adults (pp 281-93). Leiden, The Netherlands: Logon Publications.
· Prouty, G. & Kubiak, M. (1988a). The development of communicative contact with a catatonic schizophrenic. Journal of Communication Therapy, 4(1), 13-20.
· Prouty, G. & Kubiak, M. (1988b). Pre-Therapy with mentally retarded/psychotic clients. Psychiatric Aspects of Mental Retardation Review, 7(10), 62-66.
· Prouty G. & Pietrzak, S. (1988). Pre-Therapy method applied to persons experiencing hallucinatory images. Person-Centered Review, 3(4), 426-41.
· Prouty, G., Van Werde, D. & Portner, M. (1998). Prae-Therapie. Stuttgart: Klett-Cotta.
· Reiss, S. (1994). Overmedication. In Handbook of challenging behavior: Mental health aspects of mental retardation (p. 171). Worthington, OH: IDS Publishing.
· Rogers, C. (1957). The necessary and sufficient conditions of therapeutic personality change. Journal of Consulting Psychology, 21(2), 95-102.
· Sartre, J.P. (1956). Being and nothingness (pp. 3-9). New York: Washington Square Press
· Scheler, M. (1953). Phenomenology and the theory of cognition. In Selected philosophical essays (p. 14). Evanston, IL: Northwestern University Press.
· Van Werde, D. (1990). Pre-Therapy with a retarded schizo-affective woman. In A. Dosen, A. Van Gennep, and G. Zwanikken (Eds.), Treatment of mental illness and behavioral disorder (pp. 469-477). Leiden, The Netherlands: Logon Publications.

By Garry Prouty, D.Sc.

Pre-Therapy International Network. Mailing address: 6015 Lakeside Place, Tinley Park, IL 60477.


(*) Traducción: Luis Robles Campos (2009).
Psicólogo, Universidad de Tarapacá, Arica – Chile.
Fousing Trainer acreditado, Focusing Institute, New York.
luisrobles1977@gmail.com


CONSULTA PARTICULAR
PSICOTERAPIA CENTRADA EN LA PERSONA/EXPERIENCIAL


PEDRO DE VALDIVIA # 3420 OFICINA 25 (CON IRARRAZABAL), ÑUÑOA
HORARIO DE ATENCIÓN: DÍAS SABADOS DE 09.00 A 13.00 HRS.
CONTACTO: AL MAIL luisrobles1977@gmail.com
O al fono 08-8817541 (llamar después de 18.00 hrs).