Artículos Sobre Filosofía de lo Implícito, Psicoterapia Experiencial, Focusing, Pre-Terapia, y Bio-Espiritualidad. - - - (Si quieres obtener los textos del blog en formato Word o PDF, dirígete al sitio wwws.scribd.com y buscalos por nombre de autor, título o con mi nick luisrobles1977 )

sábado, 18 de noviembre de 2006

El Uso de las Preguntas en el Focusing.



Por
Elfie HInterkopf
1998



“Asking”, Capítulo 8 de “Integrating Spirituality in Counseling: A Manual For Using The Experiential Focusing Method”
[1] American Counseling Association, 1998.

Traducción: Luis Robles Campos. (*)


Preguntar, el Paso 5 de los 6 movimientos del Focusing, es el paso en que se hacen preguntas abiertas a la sensación sentida para permitir que nuevos significados surjan desde ella. Las preguntas de Focusing desarrolladas por Gendlin y sus colaboradores (Gendlin, 1981) incluyen algunas, tales como: "¿Qué es lo peor acerca de todo esto que se siente de esta manera?", “¿Qué es lo peor acerca de todo esto para ti?" y "¿Qué es lo que todo esto necesita?" Estas preguntas son sumamente poderosas para facilitar el proceso de crecimiento psico-espiritual y para ayudar a los clientes a obtener nuevos significados desde sus sentimientos.

El Paso de Preguntar ayuda a facilitar el proceso de Focusing en al menos dos formas. Primero, el Paso de Preguntar puede ayudar a los clientes a ir más allá en sus procesos que si éste fuera omitido. Hacer preguntas de Focusing ayuda a los clientes a permanecer con su proceso más tiempo e ir más allá de un bloqueo o de una sensación de estar estancado. Además, el Paso de Preguntar frecuentemente ayuda a provocar un cambio sentido que lleva al crecimiento psico-espiritual. A menudo, la respuesta que viene es acerca de una manera diferente de llevar un problema, una manera de ser que incluye más de uno mismo, de los otros, y de la vida.

Segundo, el Paso de Preguntar puede ayudar a impedir que los clientes estén distraídos de su proceso de Focusing. Cuando las preguntas son hechas de una manera amistosa, gentil, y paciente, invitan a los clientes a permanecer con una sensación sentida para ver lo que viene. Una pregunta de Focusing puede impedir que la mente del cliente divague o se quede en blanco mientras está Focalizando. (El divagar mental incluye tanto el parloteo en general como la crítica interna en particular.)

En este capítulo yo describo el Paso de Preguntar en más detalle. Se presentan, además, ejemplos de sesiones de terapia y las pautas para usar las preguntas de Focusing para facilitar el proceso de crecimiento de psico-espiritual.


EJEMPLO DE PREGUNTAR.


El siguiente ejemplo muestra cómo la pregunta de Focusing, "¿Qué es lo que todo esto necesita?", dirige a los clientes en una dirección trascendente. Cuando se hace esta pregunta, el cliente consulta qué es lo que todo eso necesita, desde adentro o desde una fuente de sabiduría interna. Haciendo Focusing, la persona permite que la respuesta surja desde la sensación sentida en lugar de producir conscientemente la respuesta o el nuevo significado.

La señora B., una cliente de 40 años de edad, se había esforzado en las sesiones anteriores con sus problemas de abandono. Ya que ella estaba en el hospital para una operación, hice una sesión de consejería por teléfono. Además de sentir el dolor físico, ella estaba perturbada porque sentía que su marido la había abandonado emocionalmente, incluso después que ella le había pedido apoyo emocional. Después que discutimos la posibilidad de psicoterapia de pareja, le pregunté cómo se sentía en su interior. La señora B. se sentía molesta, triste, cansada, y "destruida". Después de explorar el significado involucrado en estos sentimientos, ella dijo que todavía sentía un dolor profundo. Yo sugerí, "Usted podría probar preguntarse, "¿Qué es lo que todo esto necesita?"

Ella permaneció con su sentimiento de profundo dolor por unos momentos y entonces recibió una imagen de algo en su estómago que arrullaba la parte que se había operado. Ella sentía una energía en la frente, de un ángel guardián sosteniendo un crucifijo. En su imagen, un camino la conectaba a un amplio horizonte. Con notable alivio (al momento de su cambio sentido), ella dijo: "Ya no me siento tan sola." Se sentía liviana, y el dolor se había ido. Ella informó que esta era la primera vez que experimentaba su espiritualidad. La cliente dijo que se dio cuenta que esta parte espiritual la podría nutrir emocionalmente aún cuando su marido no pudiera hacerlo. Como consecuencia, la cliente experienció más autonomía en varias áreas de su vida.

La pregunta de Focusing: "¿Qué es lo que todo esto necesita?" ayudó a traer nuevos significados explícitos. Estos nuevos significados explícitos provocaron que la cliente “ya no se sintiera tan sola” y comprendiera que esa “parte espiritual” podría nutrirla incluso cuando su marido no pudiera hacerlo.


ACERCA DEL PASO DE PREGUNTAR.

Parte de la siguiente información acerca de Preguntar está detallada y es avanzada. Usted puede desear experimentar el Focusing antes de leer esta información. Si usted no puede experimentar el Focusing con un Focusing Trainer, usted podría intentarlo con alguien que conozca la escucha empática para que lea las instrucciones de Focusing para usted. Estas instrucciones pueden encontrarse en el Apéndice A.

Las preguntas de Focusing necesitan ser formuladas de una manera gentil, amistosa y paciente para animar al cliente a tomar una actitud similar hacia su propia sensación sentida. Frecuentemente, las preguntas son hechas en un modo tentativo e incluidas en sugerencias para hacer que ellas suenen más gentiles. Por ejemplo, un terapeuta podría empezar una pregunta diciendo: “Podrías preguntarte a ti mismo", o "Usted podría intentar preguntarse". El terapeuta, entonces, declararía la pregunta como sigue: "Podría intentar preguntarse: '¿Qué es lo peor de todo esto para mi?" La pregunta también es incluida en una sugerencia para que el cliente pueda fácilmente desestimar la pregunta o pedir una diferente. Esto autoriza a los clientes para estar a cargo de sus propios procesos.

Los clientes necesitan hacer las preguntas de Focusing a su sensación sentida, en lugar de deducir mentalmente la respuesta a una pregunta. Las palabras o imágenes que vienen de la sensación sentida usualmente vienen más lentamente que aquellas que se usan para contestar las preguntas mentalmente. Las palabras que vienen desde la sensación sentida surgen de a poco cada vez, con pausas frecuentes entre ellas. Usualmente, las palabras no suenan intelectualizadas y no vienen en oraciones completas. Las palabras que vienen desde la sensación sentida frecuentemente traen un elemento de sorpresa. El cliente puede sentirse confundido con ellas, en un principio. Estas palabras o imágenes encajan con lo que el cuerpo siente y usualmente traen, al menos, una pequeña sensación de alivio o bienestar en el cuerpo. Si un cliente parece contestar una pregunta de forma mental, el terapeuta puede invitar al cliente a chequear la respuesta con su sensación sentida para ver si trae alivio. Si el cliente dice que la respuesta no ha traído alivio, normalmente yo sugiero que él o ella hagan una pregunta ligeramente diferente del mismo tipo.

Por ejemplo, suponga que yo le he preguntado al cliente, "¿Qué es lo que todo esto necesita?" y el cliente me ha dado una respuesta que suena intelectualizada, como: "Debe ser que necesita olvidarse." Yo diría entonces, "Podrías chequear esa respuesta con tu cuerpo para ver si trajo alivio". Si el cliente dice que no trajo alivio, yo podría intentar hacer una pregunta ligeramente diferente, como: "Cómo podría sentirse eso, si todo estuviera OK?"

Algunos clientes prefieren omitir el Paso de Preguntar porque sus sentimientos resultan demasiado presionados para producir una respuesta. Ellos prefieren sólo una invitación, hecha como una sugerencia, tal como: "Puedes estar con todo eso en una manera amistosa y gentil y ver qué viene". Yo ofrezco esta alternativa a los clientes frecuentemente dando esta sugerencia después de hacer una pregunta abierta de Focusing. Yo también sugiero que el cliente me diga en cualquier momento durante el proceso cual sugerencia le gustaría que les dijera.

Las preguntas de Focusing en el Paso 5 usualmente empiezan con la palabra “Qué” en lugar de "Por qué". Las preguntas con "Por qué", como: "¿Por qué usted se siente así?" pueden llevar a los clientes a alejarse de su experiencia e intelectualizar sobre las razones de sus problemas. En contraste, las preguntas que empiezan con "Qué" ayudan a los clientes a permanecer con su sentimiento presente.

Las preguntas de Focusing en el Paso 5 son abiertas en lugar de cerradas. Las preguntas cerradas pueden contestarse con "sí", "no", o con unas cuantas palabras. Un ejemplo de pregunta cerrada es: “¿Crees que tu relación con tus padres puede haber contribuido a este problema?" Las preguntas de Focusing son abiertas para ayudar a los clientes a permanecer con su proceso y para permitir la máxima exploración.

Después que el cliente contesta una pregunta abierta que empieza con “¿Qué…?", es importante que el terapeuta vuelva a chequear con la sensación sentida del cliente para ver si ésta confirma la respuesta. Si la sensación sentida confirma la respuesta, el cliente experimentará una sensación de certeza y cierto grado de alivio. Los Pasos 2 al 5 usualmente se hacen varias veces hasta que el cliente experimente un cambio sentido o un alivio más profundo.

Los ejemplos siguientes incluyen instrucciones de Focusing que puedo usar para ayudar a un cliente a realizar repetidas veces los Pasos 2 y 5, usando una pregunta diferente en el Paso 5 cada vez. Para esta ilustración he omitido los Pasos 3 y 4 (Hallar un Asidero y Resonar) para enfatizar cómo se hace repetidas veces los Pasos 2 y 5.

¿Qué hay acerca de todo esto que le deja sintiendo de esta manera? (Paso 5)
¿Cómo se siente todo este asunto en tu cuerpo ahora? (Paso 2)
¿Qué es lo peor de todo esto para usted? (Paso 5)
¿Cómo se siente todo este asunto en tu cuerpo ahora? (Paso 2)
¿Qué es lo que todo esto necesita ahora? (Paso 5)
¿Cómo se siente todo este asunto en tu cuerpo ahora? (Paso 2)

En raras ocasiones, es tiempo de terminar una sesión aunque no haya ocurrido un cambio sentido. Entonces yo sugiero que el cliente prometa al sentimiento inconfortable que volverá hacia él. Por supuesto, al principio de la próxima sesión el cliente necesitará empezar con cualquier sentimiento que esté más presente.


TIPOS DE PREGUNTAS.

Hay muchas diferentes preguntas de Focusing que pueden hacerse en el Paso 5. Sin embargo, yo he encontrado muy útil agruparlas en tres tipos: a) Preguntas Generales, b) Preguntas Cruciales, y c) Preguntas de Cambio Sentido.[2] (Hinterkopf, 1984)


Preguntas Generales: Son hechas para conocer de qué se trata la sensación sentida o ayudar a conocer qué aspecto de un problema produce malestar al cliente. Ejemplos de Preguntas Generales incluyen las siguientes:

¿Qué hay acerca de todo este sentimiento?
¿Qué es eso acerca de todo esto que se siente así?
¿Si todo este sentimiento pudiera hablar, que diría?
¿Qué cosa en tu vida se siente así?
¿Que hay en esto que estás haciendo (o creyendo) eso?


Preguntas Cruciales:
Son hechas para aproximarse a lo medular, para conocer cual es el corazón de un problema. Estas preguntas habitualmente ayudan a los clientes a ir más profundo en sus procesos de experienciar. Las Preguntas Cruciales frecuentemente me ayudan a llegar al fondo de las cosas más pronto con mis clientes. Ejemplos de Preguntas Cruciales incluyen las siguientes:

¿Qué es lo peor de todo este asunto para ti? (preguntando por un sentimiento desagradable)
¿Qué es lo mejor de todo este asunto para ti? (preguntando por un sentimiento placentero)
¿Qué es lo crucial acerca de todo este asunto para ti?
¿Qué es lo más (cualidad del sentimiento) - por ejemplo, lo que es lo más pesado- sobre todo este asunto?
¿Qué es lo más significativo o lo más excitante acerca de todo esto? (preguntando por algo con aspectos obviamente positivos)


Preguntas de Cambio Sentido: Son hechas para ayudar a la sensación sentida a desplegarse en un cambio sentido. Por supuesto, un cambio sentido no puede ser producido o controlado. Una persona sólo puede ponerse a sí misma en el mejor estado de buena disposición para recibir un cambio sentido. Campbell y McMahon (1985) se han referido al cambio sentido como “Gracia”. Ejemplos de Preguntas de Cambio Sentido incluyen las siguientes:

¿Qué es lo que todo esto necesita ahora mismo?
¿Qué traería alivio?
¿Cómo se sentiría esto si todo estuviera bien?

La Pregunta de Cambio Sentido "¿Cómo se sentiría esto si todo estuviera bien?", se hace para ayudar a los clientes a imaginar cómo se sentiría eso si ellos sintieran que todo acerca del problema está OK. Si los clientes están preparados para sentir este sentimiento de “Si todo estuviera bien”, más probablemente pueden conseguir la respuesta que los ayudará a resolver un problema. Durante el proceso de Focusing, un cambio sentido puede surgir espontáneamente sin hacer una Pregunta de Cambio Sentido. En este caso, las preguntas de cambio sentido pueden omitirse.


ESCOGIENDO EL TIPO DE PREGUNTA.

Cuando facilitan un proceso de Focusing, los terapeutas necesitan decidir qué tipo de pregunta (General, Crucial, o de Cambio Sentido) sería la más eficaz. Yo he desarrollado un set de pautas para este propósito (Hinterkopf, 1984)

Yo usualmente empiezo el Paso de Preguntar haciendo Preguntas Generales. Luego, (después que el cliente chequea su sensación sentida) normalmente hago una Pregunta Crucial. Sin embargo, si el cliente ya ha hecho un poco de Focusing por si solo y sabe de qué se trata el sentimiento, yo puedo empezar haciendo una Pregunta Crucial. También, si el cliente parece confundido o demasiado divagante, yo puedo empezar con una Pregunta Crucial.

Las Preguntas de Cambio Sentido son más comúnmente hechas cerca del fin de una sesión, después de muchas rondas de Focusing (Conseguir una Sensación Sentida, Hallar un Asidero, Resonar, Preguntar) se han hecho para explorar un problema.

Cuando un nuevo sentimiento surge, y los clientes han tenido el tiempo para hallar las palabras correctas (Hallar un Asidero y Resonar) para describir el nuevo sentimiento, yo sugiero que hagan a su sensación sentida una pregunta general para conocer de qué se trata el nuevo sentimiento.

Yo he descubierto que es usualmente más efectivo hacer las Preguntas de Focusing teniendo en cuenta el siguiente patrón:

1. Si la sensación sentida permanece igual, cambie el tipo de pregunta. Empiece con una Pregunta General. Si en respuesta a una Pregunta General la sensación sentida permanece igual, cambie a una Pregunta Crucial o a una de Cambio Sentido.

2. Si la sensación sentida cambia, haga el mismo tipo de pregunta. Empiece con una Pregunta General. Si en respuesta a la Pregunta General la sensación sentida cambia pero ningún cambio sentido ocurre, haga otra Pregunta General.

Los dos ejemplos siguientes muestran este patrón general. Los ejemplos han sido simplificados; por ejemplo, las respuestas de escucha, las pausas, y los Pasos 3 y 4 (Hallar un Asidero y Resonar) han sido excluidos para resaltar los patrones del preguntar.


1. Si la Sensación Sentida Permanece Igual, cambie el tipo de pregunta.

C: Tengo este sentimiento de estrechez en mi estómago.
T: ¿Sobre qué es todo ese sentimiento de estrechez? (Pregunta General)
C: La relación con mi marido.
T: ¿Cómo se siente todo este asunto en tu cuerpo ahora?
C: Aún se siente apretado.
T: ¿Qué es el peor acerca de todo este sentimiento para ti? (Pregunta Crucial)
C: Lo peor es que no podemos hablar el uno con el otro.
T: ¿Cómo se siente todo este asunto en tu cuerpo ahora?
C: Se siente menos apretado, pero aún se siente algo apretado.
T: Quizás podrías probar preguntar, "¿Qué es lo que todo esto necesita?" (Pregunta de Cambio Sentido)
C: (Respuesta que alivia su cara y su cuerpo) "Necesito aprender a escucharme más a mi misma."
T: ¿Cómo se siente eso en tu cuerpo ahora?
C: Más relajado y fuerte.


2. Si la Sensación Sentida Cambia, haga el mismo tipo de pregunta.

C: Tengo este sentimiento de estrechez en mi estómago.
T: ¿Qué asunto en tu vida te deja con ese sentimiento de estrechez en tu estómago? (Pregunta General)
C: La relación con mi marido.
T: ¿Cómo se siente todo este asunto en tu cuerpo ahora?
C: Se siente triste y pesado.
T: ¿Qué es eso acerca de todo este asunto que se siente triste y pesado? (Pregunta General)

Este patrón de preguntar tiene excepciones. La regla fundamental es que el terapeuta usando Focusing siga el proceso de los clientes. Cuando los clientes conocen más acerca del Focusing, aprenden a hacerse a si mismos las preguntas que necesitan para llevar su proceso adelante. Cuando los clientes aprenden más a auto-guiarse, los terapeutas pueden hacer menos preguntas.


CONCLUSIÓN.

Ya que las preguntas utilizadas en el Paso de Preguntar son poderosas para facilitar el proceso de crecimiento psico-espiritual, yo he dedicado un capítulo entero a este paso. Al principio los terapeutas intentan usar estas preguntas pudiendo tentarse a usar otras, tales como preguntas cerradas y las que cuestionan "¿Por qué?" Si se intentan otras preguntas, yo invito a los terapeutas a observar cuidadosamente las respuestas verbales y no verbales de los clientes y compararlas con las contestaciones de los clientes a las preguntas de Focusing. Actualmente, continúo estando asombrada por el grado en que las preguntas de Focusing llevan al cliente más profundo en el proceso, mientras que otras preguntas lo llevan a alejarse de éste.

NOTAS AL PIE DE PÁGINA

[1] Nota del Traductor: “Integrando la Espiritualidad en la Consejería: Un Manual Para el Uso del Método del Focusing Experiencial”. Asociación Americana de Consejería, 1998.

[2] Nota del Traductor: Mia Leijssen (1998), otra importante autora de la teoría y práctica del Focusing, utiliza nombres diferentes para esta misma clasificación: a) Preguntas Generales, b) Preguntas Específicas y c) Preguntas de Movimiento, los cuales me parecen muchos más sencillos y memorizables.

(*) Luis Robles Campos.
Psicólogo - Universidad de Tarapacá. Arica – Chile.
Focusing Trainer - Acreditado por Focusing Institute, New York.
luisrobles1977@gmail.com


No hay comentarios: